martes, 13 de diciembre de 2011

Fotogramas (Parte II)

Contiunamos con unas cuantas películas, algunas de mis favoritas, junto a alguna escena a destacar:

Evasión o victoria

Un grupo de presos en un campo de concentración nazi en plena II Guerra Mundial forma un equipo de fútbol para lograr la libertad. La llave a esa libertad la tiene un partido contra los alemanes. Para conseguir ganar cuentan con Sylvester Stallone de portero y la estrella del equipo, Pelé. "¿Dónde conseguiste jugar así?" le pregunta el entrenador (Michael Caine) "Cuando era un crío. En Trinidad. En la calle, con las naranjas". El resultado lo sabemos todos los que vimos la película: 4-4 tras una espectacular chilena de Pelé, aun estando lesionado. El estadio se vino abajo y los presos lograron escapar.

"¿Te apetece jugar un partido contra los alemanes?" "¿Por qué no?"


La chaqueta metálica

El Sargento Hartman es de lo mejorcito que ha dado el cine. Película mítica de Stanley Kubrick, como casi todas las que dirigió, este sargento era la peor pesadilla para los reclutas del campamento. "Recluta Bufón, ¿tú crees en la Virgen María?" (a un recluta ateo), "Desde ahora te llamas recluta Copo de Nieve, ¿te gusta el nombre?" (a un recluta negro), "No me jodas, en Texas sólo hay vacas y maricones recluta-cowboy, y tú no te pareces mucho a una vaca, así que ya sabemos lo que eres". La escena con el recluta Patoso es épica: "-¿A tus padres les queda algún hijo vivo? Seguro que están arrepentidos. Eres tan feo que podrías estar en un museo de arte moderno. ¿Cómo te llamas, gordo de mierda? -Señor, Leonard Lawrence, señor. -¿Lawrence? ¿Lawrence de qué, de Arabia? Eso me suena a realeza, ¿eres tú de la casa real? ¿Te gusta mamar pollas? Tú chuparías hasta una pelota de golf metida en una manguera." Merece la pena ver la escena: (ver aquí)

"No me gusta lo de Lawrence. Sólo los maricones y los marineros se llaman Lawrence"



Íñigo Montoya, personaje mítico de las películas de los ochenta. Lleva veinte años buscando al hombre que mató a su padre, y tiene preparada una frase para cuando se enfrente a él: "Hola. Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre. Prepárate a morir". La escena de lucha a espada con el hombre del antifaz tampoco tiene desperdicio. Tras un rato luchando, el hombre del antifaz le pregunta a Íñigo: "¿Por qué sonreís?" "Porque sé algo que no sabéis." "¿De qué se trata?" "Que no soy zurdo". Tras lo cual, cambia la espada de mano. Pero entonces el hombre del antifaz también le confiesa que no es zurdo, así que la lucha se iguala al pelear los dos con la derecha.

"Mi padre fue un gran espadero. Le costó un año terminarla"



La mejor peli de Guy Ritchie junto a Snatch (dos años más tarde). La primera escena ya muestra el cachondeo que tiene la película, Jason Statham vendiendo cosas robadas y haciendo rimas: "Hecho a mano en Calcuta, robado a mano por algún hijo-puta" "Es tan largo como mi brazo, joder si lo tuviera yo todo igual de largo" "Menéate, ¿quieres? Pierna izquierda a la derecha y tu cuerpo la seguirá, es la hostia, lo llaman andar" "No son robados, simplemente no se han pagado".

"Por 10 libras y os regalo una bolsa. Anoche me llevé a una tía por 10 libras y no me dieron ni una puta bolsa"



Los hermanos Coen se inspiraron en La Odisea de Homero para esta película. Esta vez, tres fugitivos se recorren el profundo Estados Unidos. Por el camino encuentran a un negro guitarrista y deciden entrar a un estudio de grabación para ganarse un dinero. "Nos han dicho que paga un buen dinero por grabar canciones" sugiere Everett (George Clooney). "Bueno, eso depende, ¿cantáis canciones de negros?" "Mm... nosotros somos negros, señor... todos menos el tipo que toca la guitarra" (engañando al pobre ciego) "Sí, pero yo no grabo canciones de negros" "Bueno, los Traseros Mojados somos maestros de la canción tradicional, nos vuelve locos ¿verdad chicos?". Aquí podéis ver la canción

"Sí, y además no somos negros, salvo aquí nuestro acompañante"



Esta de Tarantino es mi película favorita y pondría todas las escenas, pero por no enrollarme sólo pondré una (hay que verla entera). Vincent y Jules (John Travolta y Samuel L. Jackson) matan por accidente a un compinche y van a casa de Jimmie (Tarantino) a que les saque del apuro. Éste no se lo toma nada bien: "¿Leíste algún cartel frente a mi casa que dijera carroña negra? ¿Sabes por qué no viste ese cartel? Porque no lo hay, recolectar negros muertos no es mi puto negocio, por eso". Deciden llamar al Señor Lobo (Harvey Keitel) para arreglar el estropicio y les contesta "Estoy a treinta minutos de allí. Llegaré dentro de diez". "Hola, soy el Señor Lobo, soluciono problemas". Y cuando todo parece haberse solucionado, frena la euforia con un épico: "Bueno, pero no empecemos a chuparnos las pollas todavía"

"He utilizado el mismo jabón que tú y mi toalla no parece una puta compresa"



La primera escena es una conversación de varios minutos typical Tarantino mientras los hombres de la película en cuestión toman un desayuno. A la hora de dar las propinas, el señor Rosa (Steve Buscemi) no suelta el dólar, él no da propina. "Trabajar en McDonalds también es un trabajo duro, pero a ellos no les dejas propina ¿Por qué no? Te sirven igual, pero no, la sociedad dice: deja propina a éstos, pero sin embargo dásela a aquéllos". Pero en cuanto llega el jefe, al instante ve que falta un dólar (qué buena vista...), "Vamos, suelta un pavo, maldito capullo, te he pagado el desayuno" "Bueno, está bien, como me has pagado el desayuno pagaré, pero normalmente no lo hago".

"No doy propinas. No creo en eso"


Matt Damon y Edward Norton hacen buena pareja como compañeros tramposos de poker. La película empieza con Damon en una partida a Texas Hold'em sin límite contra John Malkovich, y lo pierde todo "Envido, no creo que tengas las picas" "Tienes razón, no tengo las picas". Tenía full, tres ases y dos nueves, mientras que Damon tenía el full contrario, dos ases y tres nueves. A lo largo de la película intentará recuperar el dinero con la ayuda de su inestimable amigo (Norton) recién salido de la cárcel. "Si pasados treinta minutos no sabes quién es el primo de la mesa, es que el primo eres tú". La escena final es otra partida contra Malkovich, famoso personaje por comer galletas Oreo mientras juega.

"Lo sé antes de que gire las cartas", preparado para ser limpiado por completo



Ryan es (de nuevo) Matt Damon, un soldado atrapado tras las líneas enemigas. El ejército manda un buen puñado de soldados para rescatarlo, liderado por el capitán John H. Miller (Tom Hanks). Numerosas bajas que dudan de si merece la pena tal misión. "Hágase usted digno de esto. Merézcalo" le susura el capitán a Ryan. Al final de la película se ve a un viejo Ryan recordando en el cementerio a sus compañeros que le salvaron en la guerra. "He intentado vivir mi vida lo mejor posible. Ojalá haya sido suficiente, y al menos ante sus ojos haya sido digno y merecedor de cuanto se ha hecho por mi". Faltaría más.

Bastantes vidas fueron necesarias para salvar la del soldado Ryan.



Un ejecutivo en un mal día sale del atasco por su propio pie dejando su coche en medio de la carretera. Decide ir a pie y buscar una cabina telefónica. No tiene suelto, así que entra a un ultramarinos de un coreano, al que le pide cambio. "No cambio. Usted compre algo". Indignado, William 'D-Fens' Foster, nuestro protagonista (Michael Douglas), decide comprar una Coca-Cola fresca. "¿85 centavos? Con eso no tengo bastante cambio para llamar. Le daré 50 centavos y usted me dará 50 centavos de cambio". "Vienes a mi país, te llevas mi dinero y ni si quiera tienes la delicadeza de aprender mi idioma..." "Coreano, ¿tienes idea de cuánto dinero ha dado mi país al tuyo?" "¿Cuánto?" "No lo sé, pero tiene que ser mucho". Empieza la furia, le quita el bate de béisbol al coreano y le toma por ladrón "¿Crees que soy un ladrón". La ha cagado, el destrozo de la tienda comienza, previos comentarios sobre qué precios deberían tener sus productos.

"Yo no soy el ladrón. ¡No soy el que cobra 85 centavos por un refresco!"


Quizás haya una tercera entrega para cerrar la trilogía de Fotogramas. Próximamente

No hay comentarios:

Publicar un comentario